Blog

Internet Marketing News

13.04.18 ES main

¿Por qué combinar la publicidad digital con el inbound marketing?

La publicidad digital no cuenta con la mejor reputación entre los consumidores. De hecho, un estudio realizado por HubSpot en el que se indagaba sobre la forma en que las personas interactúan con la publicidad digital, confirmó lo que muchos anunciantes sabían desde hacía mucho tiempo: los consumidores evitan activamente los anuncios.

Más de la mitad de los encuestados afirmaron que usaban bloqueadores de anuncios o estaban planeando instalar uno en los próximos seis meses. Esto es algo que las marcas no quieren oír, pero ¿cuál es la solución?

Para muchas de ellas, la solución es simple: el Inbound Marketing.

Sin embargo, el Inbound Marketing es un trabajo a largo plazo, y la construcción de un público fiel y un flujo constante de tráfico orgánico no es una tarea fácil. Pero, ¿resulta mala idea complementar tú estrategia de Inbound marketing con la publicidad digital? ¿Puede la publicidad online complementar al Inbound y proporcionar una valiosa y positiva experiencia para tus clientes potenciales?

Claramente se trata de una buena idea, pero para ello primero tenemos que entender por qué la gente es tan reacia a la publicidad online convencional y por tanto determinar en qué podemos mejorar.

Analicemos pues,  por qué la gente odia tanto la publicidad digital.

El informe de HubSpot sobre la relación de los consumidores con la publicidad online deja al descubierto algunas verdades que se esconden detrás del por qué las personas están evitando la publicidad digital.

 

A continuación se mencionan las tres principales razones:

  • Es muy molesto e intrusivo.

Como era de esperar, la razón principal por la que la gente no presta atención a este tipo de anuncios es porque son molestos e intrusivos.

Todos conocemos los anuncios pop-up que cubren todo el contenido principal de la pantalla y se requieren varios intentos para lograr cerrarlos. De hecho, Google anunció recientemente que se penalizaría a aquellos sitios web que emplean este tipo de anuncios en sus páginas.

  • Se interrumpe la experiencia de navegación.

La segunda razón más importante es que son francamente perjudiciales para la experiencia de navegación del usuario. La auto-reproducción de vídeos y banners intermitentes distraen y acaban por molestar al usuario que están tratando de ver un contenido concreto.

En cuanto a los clásicos banners, no es ningún secreto que el usuario, presenta, cada vez más, una ‘ceguera’ ante este tipo de publicidad. Nos hemos vuelto insensibles a este tipo de anuncios porque hemos aprendido dónde aparecen, y sabemos cómo comportarnos ante ellos. Estos anuncios, a menudo, están mal dirigidos y mal diseñados, por lo que hemos desarrollado, tanto una habilidad consciente como subconsciente para ignorar su existencia centrándonos en el contenido que en realidad queremos consumir.

  • Se crean problemas de seguridad.

La tercera razón por la que a la gente no les gusta la publicidad digital es por los problemas de seguridad que, en muchas ocasiones, conllevan.

En la mayoría de los casos es difícil para los sitios web controlar la calidad de los anuncios que muestran o garantizar su seguridad. La desconexión de la calidad y la seguridad entre el alojamiento del sitio web y el creador de la publicidad ha aumentado el número de bloqueadores de anuncios por parte de los navegadores.

Por todo ello existe un desajuste evidente entre las marcas que utilizan este tipo de publicidad y los consumidores que están tratando de visualizar otro contenido y no les interesa el mensaje del anuncio.

Para cualquiera que esté familiarizado con el Inbound Marketing, sabrá que lo que hemos comentado hasta ahora no se corresponde con el enfoque de este más orientado a comercializar los productos y servicios acercándolos a las personas de una manera humana y útil para los consumidores.

Pero eso no significa que la publicidad digital no se puede considerar Inbound. Sólo tenemos que ajustar la forma en que se presenta para lograr crear una experiencia más positiva para el receptor.

Enfoque en la publicidad social.

En el mismo informe que hemos mencionado al comienzo del artículo, se determinaba que a ojos de los consumidores, no todos los anuncios son iguales. Si bien no hay anuncios que generen una experiencia totalmente positiva, algunos de ellos recibieron una reacción más neutral. Estos anuncios digitales pertenecen a alguna de estas dos categorías:

Son algo que los usuarios han decidido recibir.

No son molestos dentro de su plataforma.

  • Las newsletters  o boletines electrónicos son una forma de comunicación, en la que la gente puede darse de baja siempre que lo deseen. Tienden a ser comunicaciones menos agresivas y se centran en el intercambio de contenido de interés u ofertas, por lo que no es sorprendente ver que la gente no reaccionara negativamente a ellas.
  • Google AdWords es un canal de publicidad común que también puede ser considerado como publicidad online, ya que no es molesto ni intrusivo y puede ser altamente específico con lo que un usuario está buscando.
  • Mensajes patrocinados en Facebook, Twitter y LinkedIn, se parecen más a la publicidad on line tradicional en el sentido de que los usuarios intentan no verlos. Sin embargo, hay algunas cosas que los diferencian de los banners y las ventanas emergentes, que recibieron una reacción muy negativa.
  1. No son molestos, coinciden con el aspecto y el ambiente de la plataforma en la que están.
  2. Por lo general, proporcionan contenidos útiles: No están simplemente pidiendo que se realice una compra.
  3. Pueden ser muy específicos: Se puede mostrar el contenido que es relevante para cada usuario

Debido a la cantidad de datos que estas plataformas recogen sobre sus usuarios, se puede segmentar su publicidad a un nivel muy específico, lo que permite servir los contenidos más relevantes, a las personas adecuadas, en el momento preciso.

Podemos mencionar dos ventajas principales de estos anuncios:

Añadir valor a la marca.

Tu publicidad digital sigue siendo una forma de crear contenido, por tanto, ¿por qué no la estás usando como una oportunidad para agregar valor para tu público, en lugar de empujarlos a una compra?

No todos los anuncios tienen que estar centrados en las ventas o ser agresivos. Puedes suar canales de pagó para promover tu contenido con el objetivo de convertir el tráfico generado por tus anuncios en clientes potenciales, de tal manera que se le agregue mucho más valor a tu audiencia y el posicionamiento de tu marca mejore.

¿Pero cómo podemos aplicar esto a la publicidad digital? Echemos un vistazo a cómo la publicidad digital puede ser más “Inbound” con el uso de Google AdWords.

Pongamos un ejemplo, si buscamos Agencias de Inbound Marketing en Madrid a través de Google, se mostrarán una serie de anuncios de las compañías relacionadas con la búsqueda que tratan de promover sus servicios. Pero si nunca hemos oído hablar de estas empresas, ¿cómo sé cuál de ellas es más adecuada para mí?

Ahí es donde el PPC, anuncios basados en contenidos de pago por clic, entran en escena. Si estás anunciando un libro electrónico titulado “Cómo el Inbound Marketing  puede ayudar a tu negocio”, es probable que te destaques en contra de los otros anuncios en los resultados de búsqueda, ya que directamente tu anuncio ayuda a resolver un problema. Esto significa que es más probable que tu anuncio consiga clics y, por tanto, conversiones.

Mejorar la segmentación

Una de las mayores ventajas del uso de la publicidad digital en lugar de la publicidad off line son las mayores opciones de segmentación que proporciona.

En los medios sociales, las posibilidades de segmentación son muy altas, por lo que llegar a un público más específico se hace una tarea más sencilla. Veamos algunos ejemplos:

 

En Facebook

Los anuncios de Facebook pueden ser dirigidos a usuarios que, por su actividad e intereses, sabemos están interesados en un tipo de información concreta.

En lugar de bombardear a todo el mundo en Facebook, un anuncio puede aparecer sólo al segmento de usuarios de Facebook que tienen más probabilidades de encontrar su información útil.

Por ejemplo si una persona está buscando activamente información sobre cómo mejorar el posicionamiento SEO de su web, le puede resultar interesante ver un anuncio de un máster o curso sobre esta materia.

El público al que se muestra la publicidad es muy concreto y tiene una predisposición a la información que aquí se comparte.

Este ejemplo se ajusta a los parámetros del Inbound Marketing, ya que está agregando valor al ofrecer un contenido útil, y dirigirse a un tráfico relevante convirtiendo esas visitas en leads.

 

En Twitter

De manera similar a Facebook, Twitter también se puede utilizar como un canal de pago para promover el contenido útil a un segmento concreto de audiencia. Twitter ofrece cuatro opciones principales de orientación con sus anuncios:

  1. Seguidores: orientar sus anuncios sobre la base de las personas que siguen ciertos usuarios.
  2. Palabras clave: orientar la publicidad a personas que están twitteando acerca de ciertos temas.
  3. Audiencias a medida: cargar su base de datos de correo electrónico y dirigirse a las personas que se encuentran en ciertas etapas del ciclo de compra.
  4. Remarketing: llegar a los usuarios que previamente han sido activos en su página web.

 

A través de LinkedIn

En ocasiones en esta plataforma se muestran anuncios a aquellos usuarios que han visitado la web de una marca y han interactuado con ellas, por ejemplo rellenado un formulario de contacto o descargado alguna información. Con este tipo de publicidad logramos impactar a aquellas personas que por su actividad on line previa sabemos están interesados en la marca y sus productos o servicios.

La publicidad digital dirigida a un público concreto añade valor para tu público, en lugar de alejarlos de tu marca por ser molestos. Cuanta más información útil tengamos sobre el público y sepamos en qué lugar del ciclo de compra se encuentra más útil y mayor efecto tendrán nuestros anuncios.

Mientras que el Inbound Marketing, generalmente, se centra en el contenido, lo más inteligente es utilizar también las capacidades de orientación de los medios sociales para adaptar tus anuncios según el lugar del viaje de compra en el que esté tu usuario.

Combinar la Publicidad Digital con el Inbound Marketing= Anuncios más “Queribles”

Por esa razón, la inversión en este tipo de publicidad digital puede ser mucho más inteligente que invertir esfuerzos en otros tipos de anuncios on line. No es tan probable que sea bloqueada inconscientemente por tu público, y además te permitirá añadir valor a la marca al ofrecer algo que es relevante para los consumidores.

Diseñar una estrategia de marketing en la que tu publicidad digital coexista y trabaje conjuntamente con una estrategia de Inbound Marketing puede resultar realmente efectiva para asegurarse de que se está proporcionando la mejor experiencia posible para tu público.

 

 

____

por Raquel Rey

Origen: marketinet.com

Share
0
Top